martes, 25 de marzo de 2008

LIBROS PROFETICOS

El Mensaje de los Profetas

INTRODUCCION


El propósito primordial de los profetas era el de entregar mensajes de contenido moral y espiritual. Los profetas de Israel eran reformadores apasionados, puestos divinamente para llamar la orden a la nación en sus períodos de declinación, por causa del pecado y de la idolatría.

Fulminaban advertencias de juicio inminente en los siglos que precedieron a la caída de Israel, en el año 722 a.C. y la caída de Judá en el año 586 a.C.

Sus graves mensajes de calamidades futuras eran, a menudo, el medio para exponer profecías mesiánicas de largo alcance. Daniel y Ezequiel les infundieron esperanza y consuelo a los exiliados. Hageo y Zacarías animaron al pequeño remanente que regresó. Malaquías dio la nota sombría de advertencia y arrepentimiento, iluminada por brillantes destellos mesiánicos.


DE ISAIAS A MALAQUIAS

ISAIAS

PROFESIA DEL SALVADOR FUTURO Y EL REY DE ISRAEL


Contexto Histórico: Isaías vivió un período trascendental de la historia de su país que vio el nacimiento de la profecía escrita, pero también la caída y desaparición de la mayor parte de Israel.

Su llamamiento fue en el año de la muerte de Uzías. Su ministerio abarcó un período de 50 años o mas en los años 745-695 a.C.

Autor: Isaías (Jehová es Salvación) es el gran profeta mesiánico y príncipe de los videntes del A.T. Es sin igual por lo diáfano de su lenguaje, claridad de expresión, de estilo bello y polifacético, de gran profundidad y extensión en su visión profética.

Era hijo de Amoz (1:1) y dice la tradición que era de origen real; que era hermano del rey Amasías y nieto del rey Joás. Su ministerio, de acuerdo a la tradición, lo ejerció en el año 750-680 a.C.

Unidad del Libro:
En general se aducen tres argumentos en contra de la unidad del libro:
a)El estilo literario
b)Las ideas teológicas
c)El tema general, que se considera diferente en las dos o tres secciones del libro.

Se aduce que estas diferencias solo pueden explicarse en base a una diferente paternidad literaria.

No se puede apreciar ninguna contradicción teológica entre las secciones. El distinto enfoque que se observa en los últimos años se debe al cambio de la situación política provocada por la perversidad de Manasés.

Al respecto, cabe señalar que la profecía de los hechos futuros juega un papel importante. Además, el estado decadente en tiempos de Manasés exigió que Israel, al tiempo que la luz de su testimonio empalidecía, tuviera algunas profecías reveladoras de su futura gloria.

Carácter mesiánico del libro:

De todos los libros proféticos del A.T., Isaías es el libro mesiánico por excelencia, en grado mayor aún que Zacarías. Solamente los salmos contienen un número mayor de predicciones mesiánicas. Toda la gloria del Señor y cada aspecto de su vida terrena, se encuentran todos expuestos en esta gran profecía evangélica: Su deidad, su eternidad, su preexistencia, su condición de Creador, su omnipotencia, su omnipresencia, su omnisciencia, su condición de incomparable (40:12-18/ 51:13); su encarnación (9:6/ 7:14/ Mt.1:23); su sujeción y su juventud en Nazareth (7:15/ 9:1-2/ 11:1/ 53:2); su condición de Siervo del Señor, ungido como tal (11:2); trae contentamiento a quien lo eligió (42:1); sus actitudes pacíficas (42:2); su bondadosa y suave manera de servir (42:3/ Mt.12:18-20); su obediencia (50:5); su mensaje (61:1-2); sus milagros (35:5-6); sus sufrimientos (50:6); sus sufrimientos como medio para su exaltación (52:13-15); su rechazamiento por la nación judía (53:1-3); su vergüenza: azotado, herido, golpeado (53:4-6); su muerte vicaria (53:8); su resurrección (53:10); su ascensión (52:13); su progenie espiritual (53:10); su actual ministerio como sumo sacerdote (53:12); y su gloria futura (53:20/ 63:1-6/ 66:15-19).

GRANDES TEMAS PROFETICOS DE ISAIAS CUYO CUMPLIMIENTO NO SE HAN PRODUCIDO AUN

El día del Señor :Isaías se vale, en unas 45 ocasiones, de la expresión “en aquel día”,para hacer la descripción de este período en el juicio apocalíptico (2:10-22/ 4:1/ 13:9-13/ 24:1-23/ 32:1-20/63:1-6).

Las bendiciones de Israel 2:1-5/ 4:2-6/ 9:7/ 11:4-16/ 12:1-6/ 14:1-3/ 25:1-12/ 32:15-20/ ya redimido35:1-10/ 52:1-12/ 59:20-21/ 60:1-12/ 61:3/ 62:12/ 65:17/ 66:24).

Regreso de Israel( 11:10-12/ 14:1-2/ 27:12-13/ 35:10/ 53:5-6/ 49:10-12/ 66:20 ).

La Palestina misma será restaurada ( 30:23-26/ 35:1-10/ 49:19/ 60:13/ 61:4/ 62:4-5/ 65:21-25)

Jerusalén como capital del Mundo( 1:26/ 2:3/ 4:2-6/ 12:6/ 24:23/ 26:1/ 40:2/ 52:1-12/ 60:1-22/ 62:1-7)

Las bendiciones del remanente ( 12:1-6/ 25:1-12/ 26:1-19/ 33:24/ 35:10/ 43:25/ 44:22/ 46:13/ 54:6-10/ 61:6/ 62:12/ 66:8).

Bendición para las naciones ( 2:1-4/ 11:3-4/ 9:10/ 25:6-9/ 60:1-12).


CAPITULO 1
DENUNCIAS DEL SEÑOR

Este capítulo pertenece a la triste terminación del reinado de Uzías y pueden ser llamados discursos generales. Hay tres de ellos:

•El primero empieza con un fuerte juicio del pueblo por su pecado y su ingratitud, siguiendo un cuadro de consecuencias, que son semejantes a un hombre desesperadamente enfermo. El país había sido tan arruinado y desolado por sus enemigos, que sólo Jerusalén, la ciudad capital ha sido sitiada.
Los gobernantes y el pueblo son llamados metafóricamente Sodoma y Gomorra.

•El segundo discurso empieza con los “últimos días”. Los días mileniales, después de la restauración de Israel, son presentados a nosotros cuando las naciones de la tierra están buscando judíos convertidos y cuando se ven descendiendo a Jerusalén a adorar al Señor.

•En el tercer discurso Judá es comparada con una viña cuidadosamente preparada y atendida por Dios, pero que a cambio de esta esmerada atención, recompensó al Señor con uvas silvestres.


CAPITULO 2
JERUSALEN Y EL DIA DEL SEÑOR


El destinatario de la profecía es Judá y Jerusalén; el tiempo indicado es el de los días futuros de Israel, en que se refiere a su postrer bendición al producirse la segunda venida del Mesías.

Se refiere esta visión al tiempo cuando Israel se convierta y vuelva a Palestina. La visión abarca el encumbramiento de Jerusalén como centro religioso, con el templo milenial ya establecido. Como resultado, se produce una afluencia espontánea de gentes que irán para adorar y recibir instrucción, porque en ese día Jerusalén será el lugar donde la ley y la palabra de Dios tengan amplia difusión. Con el Mesías como rey-juez, Jerusalén se destacará como centro gubernamental. Como resultado habrá paz universal, con los armamentos de guerra transformados en elementos para la paz y completamente abandonada la ciencia de la guerra.


CAPITULO 3
EL PECADO DE JUDA Y EL DIA DEL SEÑOR


Muestra cómo la limpieza y la preparación de la nación para su misión en el día del reino se obtiene solo por medio del castigo de su pecado en el día del Señor. Todas las clases sociales de Judá serán castigadas por su pecado, tanto los gobernadores, como los profesionales y otros; al igual que las mujeres frívolas, malas, mundanas.
Antes de que pueda haber una bendición, los pecados de los días de los profetas deben ser previamente juzgados en el día del Señor.


CAPITULO 4
LA GLORIA QUE AGUARDA AL RESIDUO REDIMIDO


El remanente sobrevive al juicio del día del Señor 1: De cada siete sobrevivientes, solamente uno será varón; de modo que siete mujeres galantearán a un hombre.

Aceptación del Mesías, el renuevo de Jehová, por parte del remanente: hermosura y gloria en su deidad y en su humanidad, el fruto de la tierra.

El remanente, purificado y convertido 3-4: Siendo por ello considerado como “santo”. Esto será por los juicios del Señor, cuando el Señor purifique a Israel como nación y por la efusión del espíritu, siempre que “espíritu de devastación”, espíritu de fuego , se refiera al Espíritu Santo.

El remanente recibe abrigo y protección 5-6: Por medio de una nube durante el día y columna de fuego durante la noche, recordando con ello la experiencia de Israel en el desierto y por encima de todo, la gloria del Señor. Esta será la gloria del Mesías que se manifestará en medio de su pueblo.


CAPITULO 5
AL PUEBLO DE DIOS SE LE HACE VER SU PECADO Y LAS CONSECUENCIAS DEL MISMO


Israel está aquí representada por la viña del Señor. El Señor cuida a Israel de forma amorosa, lo que se ve por la ubicación favorable de la viña de una “ladera fértil” (Palestina); por el cultivo intensivo que le prodiga y por la construcción de una torre en ella. Razonablemente, esperaba una buena cosecha, pero el resultado fue que produjo uvas silvestres con el consiguiente disgusto del viñadero, que amenazó con castigar la viña, quitándole su protección (vallado) permitiendo así que sea invadida por enemigos (Ro.11:1-26/ Mt.21:33-41).

Por medio de la enumeración de sus pecados 8-23: La codicia y la avaricia serán castigadas con el hambre; los alborotadores y los borrachos en sus francachelas, castigados con el cautiverio.

Mas adelante Dios les hizo ver que en su vanidad habían pecado, habían abandonado todo freno moral; ostentaban orgullo y engreimiento, buscaban ventajas personales por un lado y cometían injusticias por el otro.